Rubillón de Avión

 

 

CHURRASCO y EMIGRACIÓN EN RUBILLÓN 13


Son unos 79 jóvenes los que conforman este año el grupo de la segunda juventud de Rubillón-Avión, en su mayor parte  hijos de emigrados en México, los que celebran con esplendor el verano 2013, y aprovechan el punto final de este verano a través de una comida de confraternidad en el palco del atrio de la iglesia (O Campo) para decir los adioses a la temporada y mostrar el deseo de que sus encuentros se repitan verano tras verano en Rubillón.

     

1.CHURRASCO

2.Churrasco

3.Churrasco

     

Este grupo forma parte de la 1ª generación de jóvenes, que en su mayoría alcanzaron estudios universitarios, unos en México otros en España, que desarrollan su actividad como profesionales y/o empresarios, negocios heredados unos y por iniciativa propia otros como grandes emprendedores de élite.  

     

4.Churrasco

5.Churrasco

6.Churrasco

     

Esta ilusión que prevalece en este grupo de gente preparada, emprendedora, con un futuro esperanzador, es sin duda fruto de su propio esfuerzo, sin olvidar el sacrificio de sus padres que  afrontaron la emigración en condiciones precarias y que al fin y al cabo su éxito económico lo canalizaron con preferencia en la formación de sus hijos.

     

7.o

8.o

9.o

     

Este grupo de padres emigrantes, son los que nacen en Rubillón y aldeas vecinas en su mayoría durante la primera mitad del siglo XX, somos los que hacíamos muchos callos en nuestras manos por el trabajo de agricultor y ganadero, lo que conlleva un trabajo de sol a sol, dentro de un minifundio increíble y con medios de trabajo rudimentarios, algunos de la época de los romanos, para conseguir unos ingresos de subsistencia.

     

10.o

11.o

12.o

     

Esta agricultura y esta ganadería de Rubillón aparentemente tan pujante hasta  1950, cuando tenía una población de 225 habitantes,  desaparece progresivamente casi en su totalidad 25 años después, con las áreas de cultivo desérticas, como se observa en las fotos aéreas de la época, fruto de la inevitable emigración de gente joven, durante las décadas de los años 40 y 50 en el intento de olvidar los precarios ingresos.

     

13.o

14.o

15.o

     

La emigración de esa época se describe el página web de Rubillón 13.0, con muchos detalles, pero quizás sea bueno recordar algunos para concienciar a este grupo de jóvenes, sobre las lamentables circunstancias que envolvía al emigrado y a su familia, con su separación a tierras desconocidas, a gran distancia y por un tiempo indefinido, embarcado a lo largo del Atlántico durante un mes sin conocimiento de la marcha de su viaje, quedando su familia en fase luctuosa.

     

16.o

17.o

18.o

     

Las causas de la emigración en la época de las guerras nacional y europea fueron la depresión económica debido a la superpoblación, al minifundio, la escasa industria, que obligó a gente joven prácticamente adolescente de 15 a 19 años a emigrar a un país desconocido como a Cuba, Portugal, Brasil y con preferencia a México, con tal de evitar el Servicio Militar y no seguir trabajando en la dura agricultura y ganadería de aquellos tiempos.

     

19.o

20.o

21.o

     

Esto condicionó sentimientos encontrados,  nostalgia, sufrimiento de los abuelos, viudas de vivos por las grandes ausencias, niños de huérfanos de padres vivos y menos mal que a partir de 1955 se impuso una costumbre más racional y humana, la de emigrar las esposas con sus maridos, pero como consecuencia sus padres ancianos quedaron desamparados y deprimidos distantes de sus hijos e hijas. Todavía fue peor con los emigrados a Europa con la dificultad del idioma y siendo desplazados e incorporados al nivel más bajo en la escala social de ese país.

     

22.o

23.o

24.o

     

También conviene recordar que nuestros emigrantes de Rubillón significaron más del 80% de la población durante el siglo pasado y debemos conocer que según los estudios de Elixio Villaverde sobre la “Emigración Galega a México” de 1878 a 1936, que hombres de Rubillón y pueblos cercanos, pueden considerarse como los pioneros de la emigración a México, constituyendo una cadena migratoria con diferentes eslabones.

     

25.o

26.o

27.o

     

1879. El 1º eslabón parte del Sr. Domingos Montes Vilas nacido en la Edreira en 1862, que con menos de 15 años abandona su aldea para ir a trabajar a Portugal y desde allí embarcó como polizón a USA, más tarde desembarca en Veracruz y en 1980 en México D.F. donde trabaja como abonero y pronto consigue su propia tienda de telas, cobijas, etc. 10 años después regresa a la Edreira (parroquia de Couso) donde compra vacas a medias con otros vecinos.

     

28.o

29.o

30.o

     

1894. El 2º eslabón surge cuando a su regreso a México, al comprobar que para aumentar sus ventas necesitaba aboneros o “comerciales”. Se lleva a unos vecinos de la zona, lo que representa el 2º eslabón  de la cadena migratoria, con Manuel Testas Antón y Antón Martínez de Amiudal y Eliseo Montes de Edreira, a los que les fiaba la mercancía e incluso les montó una especie de “fonda” o “pousada” para ellos. En 1894 el Sr. Domingos regresa por 2ª vez a España y es conocido como Mexicano y Brasileiro. Se casa con Mª Moreira Vidal de Amiudal y uno de sus 4 hijos fue médico de Villagarcía.

     

31.o

32.o

33.o

     

1917. El 3º eslabón, se concreta al ver que los negocios de cada uno de los emigrados iban bien, comenzando a formar una rápida cadena llevando a más gente para México. En esta ocasión ajustándose a la Constitución Mexicana de 1917, que exigía que sus inmigrantes tendrían que vivir bajo la tutela económica de algún familiar, amigo o vecino durante 6-12 meses viviendo como turista y de emigrante. Es Eliseo Montes el promotor de este eslabón que tuvo  la mueblería “La Unión” viviendo en la c/ Donceles 42, donde tenía un listado del Registro Nacional de Extranjeros, que contenía los 46 inmigrantes tutelados por la cadena de Eliseo durante el 3º y 4º eslabón, que algunos son oriundos de Rubillón, como Eliseo Pérez Antón (1921), Manuel Amaro (1930), José Amaro Guerra (1930) y otros de pueblos de Avión (desde 1925 a 1934).

     

34.o

35.o

36.o

     

1930. El 4º eslabón ve ampliada la emigración y a su llegada a México ya iban a vivir a las “vecindades” donde residían con sus familiares o reclamantes, que se veían en las calles del centro histórico de México D.F., en las colonias de la Lagunilla y Garibaldi y por las calles de Honduras, Garibaldi, etc. Además del alojamiento, ayudaban a los recién llegados y los iniciaban en la venta  a domicilio.

     

37.o

38.o

39.o

     

Esta fue la labor de nuestros primeros emigrados a los que tendríamos que rendir un gran homenaje a título póstumo, porque ellos nos abrieron el camino de la emigración de los años 40 y 50. Poco después se incorporan vuestros padres reclamando progresivamente a sus esposas, a sus hijos (vosotros) o a familiares cercanos, evitando el cumplimiento del Servicio Militar de algunos, como ocurrió con mis compañeros de la Escuela Nacional de Rubillón de la post guerra europea, que en su mayoría emigraron a México durante la década de los años 50.

     

40.o

41.o

42.o

     

Podíamos concluir esta presentación, diciendo que tanto los padres nacidos en Rubillón o en aldeas vecinas, como sus hijos, son un vivo ejemplo de como el esfuerzo, la exigencia, la disciplina, el sacrificio, la constancia y el deseo de superación conduce prácticamente siempre a alcanzar un mayor nivel de satisfacción y bienestar, lo que parecía inalcanzable cuando esos padres y/o abuelos emprendieron su viaje.

     

43.o

 

44.o

     

Esta maravillosa situación actual no nos debe cegar y menos olvidar que el cielo económico no se mantiene permanentemente por obra y gracia. Estos sacrificios heredados y continuados deben mantenerse para que esos hijos/nietos rompan el ciclo económico de pobreza-riqueza-estabilidad-subsistencia. Este grupo de jóvenes que con una madurez intelectual se reúne periódicamente en sus celebraciones, no debe olvidar el origen de sus antepasados e inculcar a sus hijos esos principios de la constancia en la formación, sacrificios, convivencia, etc. para que los clásicos ciclos desaparezcan o se atenúen para bien de sus descendientes y para que vuestras celebraciones y la visita a Rubillón prevalezca en el sueño de todos.

 

Creo que me pasé en esta charla para jóvenes-mayores responsables, pero la instrucción y los consejos nunca sobran y mejor si se dan gratis por expertos en esas vivencias sociales. Os espero el año que viene y os deseo todo lo mejor.


Rubillón, verano 2013. Jaime Iglesias Cendón