Rubillón de Avión

*Haga "clic" sobre las fotos para ampliarlas

       

Rubillón es un núcleo de población, que junto con Acebedo y Liñares constituye la parroquia de Baiste, del Aymto. de Avión, que pertenece a Ribadavia como capital de la Comarca del Ribeiro y a la Provincia de Ourense.

 
 
 

 

Os Lameiros, es un antiguo barrio de Rubillón, el 2º en población despues de O Quinteiro, es decir, tuvo alrededor de unas 50 personas durante los años 40, con unas 9 de las 12 viviendas campesinas, en la acualidad algunas con la cubierta en destrucción, aunque sus paredes de piedra todavía se conservan. Solo están habitables unas cinco, prácticamente nuevas. Tampoco en la actualidad cuenta con habitantes con residencia permanente, salvo visitas esporádicas y durante el verano.

 

 
 

 

Os Lameiros conformaba un núcleo de población, que en los tiempos de dedicación exclusiva agropecuario, había una estrecha colaboración en todas sus actividades campesinas, pero sobre todo parecía una gran familia, donde sus puertas estaban permanentemente abiertas para todos los vecinos dia y noche.

 

 
 

 

Sus Xuntanzas nocturnas en sus lareiras, cocinas o cobertizos, daban la sensación de que estabas en una fiesta familiar permanente, sobre todo en la época invernal, cuando sus actividades se reducían al cuidado y alimentación de los aanimales domésticos, tales como cerdos, gallinas, cabras, ovejas, vacas y caballo, que tenían su residencia en las cuadras, debajo de la vivienda familiar con gatos y perros.

 

 
 
 

Las familias y sus animales domésticos, compartían la misma casa e intercambiaban sus capacidades. Las personas le facilitaban alimento y el cuidado de sus cuadras y aposentos. Los animales proporcionaban leche, huevos, carne, calor, compañía, etc., como también algún dinero por la venta en la feria de Doade de huevos, terneras, cerdos, gallinas, etc, y de esta manera comprar en el comercio del Sr. Amaro (mi bisabuelo), aceite, harina, azucar, sal, vino y otros alimentos imprescindibles para la subsistencia de la época, como también los zuecos, alpargatas, monos, pantaloles y otras prendas de vestir en aquellos tiempos, que precisamente no e ran de gran abundancia económica.


 
 

Naturalmente los olores de los animales no siempre eran los mas deseados, pero con la conviencia de años, casi resultan agradables. Al fin y al cabo, entre unos y otros constituíamos una gran familia, donde cada uno tenía su nombre, incluso las vacas, de las cuales todavía recuerdo su imagen y algunos nombres como la Pulida, la Cuca, la Gallarda, la Toura, la Negra, entre otras, que me hicieron mucha compañia en casa, en los prados, en el monte, por donde pasamos muchas horas juntos durante varios años de mi infancia, sobre todo durante la década de los años 40.

 

En Os Lameiros viví desde 1933 al 42 y a partir de esa fecha en el Valdecouto, aunque de forma esporádica por razones de estudios, pero durante las vacaciones estivales y en los tiempos libres profesionales, siempre participé en las actividades y problemas de todo el pueblo.


En Os Lameiros vivíamos en la casa del abuelo Manuel Cendón Amaro, compartiendo con la abuela Rosa Amaro Lameiro, mis padres Pura y Avelino, hermanos y tios, un total unos nueve o diez personas, pero eso era normal, puesto que nuestros vecinos también constituían familias numerosas, destancando las de:

 

Además o tio Cendón e o tío Ramos, estaban as Cobelas, Bernardo Amaro y Martiza, Laureano Amaro, Florinda Prieto, Herminia y otros que no recuerdo su nombre, siempre precedido de "Tio" en lugar de "Sr.", que daban respeto, seriedad y confianza familiar y paternal.

     

Algunas de estas casas están fotografiadas repetidamente, en distinta proyección o cercanía. Por prudencia y por seguridad, no se da el nombre de la familia propietaria.