Rubillón de Avión

Haga "clic" sobre las fotos para ampliarlas


En Rubillón, es induble que se profesa una gran religiosidad en nuestas fiestas patronales, pero nuestra fiesta profana tambien jugaba un importante papel. Estas fiestas de la Virgen del Libramento, aparte de su aspecto religioso. era una gran celebración familiar de carácter profano, el último domingo de agosto, hasta el "cambio".


Esta fiesta profana tenía doble finalidad: La comida especial de toda la familia y el baile con gaitas o bandas de música.

     
     

 

 

 

 

       
Comida.- Donde cada familia se reunía alrededor de una gran mesa con las mejores viandas de la época, por supuesto no había marisco, porque lo desconocíamos y tampoco estaba al alcance de nuestras posibilidades económicas, pero contábamos con las manjares propios de la aldea, que hoy recordamos con admiración, como podemos ver en la web 11.3. En cualquier caso, las conversaciones familiares de sobremesa jugaban un gran papel en la convivencia.
     

 

 

 

 

       

En fiestas importantes, como la de Ntra. Sra. del Libramento, San Benito, Santa Isabel, etc., el menú de la comida podría ser: Cordero estofado, pollo guisado, flan con los verdaderos huevos de la aldea, brazo de gitano, bizcocho o "mazapán", rosquillas y melindres, etc . En muchos casos habría un buen cocido, porque el cerdo era nuestro principal y obligado manjar, de lo que quizás prescindiésemos es del caldo, por ser obligado a diario y porque era mas "fino" tomar una sopa en un plato hondo.

 

     

 

 

 

 

       
En estas fiestas, en algunos casos, como los que teníamos familiares a 12 km. de distancia, los invitados nos venían andando de víspera, y dormían dos noches en casa para regresar el lunes, en el caso de mi familia Iglesias de Presqueiras.
     

 

 

 

 

       
Baile.- Eran fechas esperadas durante todo el año por la juventud y al día siguiente entrábamos en una profunda tristeza o casi depresión, por lo que representaba de felicidad, sobre todo para los niños. Vivíamos tan intensamente la fiesta, que incluso la víspera por la mañana, íbamos a esperar la banda de música de Avión y en algunos casos la Lira de Ribadavia al "cruceiro" de Penedo.
     
     

 

 

 

 

       
A partir de los años de los años 60 y sobre todo a partir de 1980, todo ha cambiado. Prmero porque los medios de comunicación facilitaron el acercamiento familiar. de tal manera que lo que significada medio día andando, se transformó en un cuarto de hora en coche; en segundo lugar la iluminación alargó la vida nocturna y los "mozos y mozas" fueron cambiando su estilo y mentalidad, de tal manera que los bailes tradicionales han desaparecido y la forma de relacionarse los jóvenes tambien.
     
       

 

 

 

       
En Rubillón hubo un tercer motivo. el cambio. Una unificación de la fechas de la fiesta Grande, que la mitad del pueblo no respetó, ni asimiló el acuerdo que habíamos alcanzado por unanimidad y eso dió lugar a un distanciamiento entre vecinos, en base al fanatismo religioso y a la prepotencia de los nuevos ricos, problema que perdura en al actualidad, aunque no sea con la misma intensidad, pero el deterioro parece irreversible por el distanciamiento y la intensa despoblación.