Rubillón de Avión

Rubillón es un núcleo de población, que junto con Baiste, Acebedo y Liñares constituye la parroquia de Baiste, del Aymto. de Avión. Pertenece a Ribadavia, capital de la Comarca del Ribeiro y a la Provincia de Ourense (Galicia-España).


*Haga "clic" sobre las fotos para ampliarlas

 

 “Comentarios sobre la Fiesta de Rubillón 15”


Rubillón celebra sus Fiestas patronales dedicadas a la Virgen del Libramiento y a la Virgen de Guadalupe los días 21, 22 y 23 de julio, fechas condicionadas por la emigración a México. Se inicia la Novena 9 días antes en la Capilla de Rubillón con asistencia de todos sus habitantes y de los pueblos vecinos, especialmente de Liñares, Baiste, Acebedo, Taboazas, Penedo y Couso.

 

 

El día 21 se celebró un *Rosario nocturno en donde a los casi 100 asistentes se le facilita una vela que la mantendrá encendida durante el acto y a continuación se invita a todos los participantes a un *Chocolate con roscón que los mayordomos organizan.

 

El día 22 asistimos a Misa a la Virgen de Guadalupe a las 12 horas y por la tarde a la Novena a la Virgen de Libramiento. A continuación los mismos Mayordomos, en este caso la familia Jaime Estévez Ogando y María Justo Prol, nos han invitado al atardecer a una *Sardiñada y a Pulpo servidas en las correspondientes mesas bajo una amplio y estiloso toldo, realizada de forma armoniosa y acompañada de la banda de Gaitas de Beariz.

 

El día 23 se celebra la Misa a la Virgen de Libramiento a las 13 horas en el palco de la música previa salida de las Santas en Procesión llevadas por los vecinos y acompañada por un Conjunto musical. A continuación participamos en una *Comida de confraternidad con unos 290 comensales compuesta por los vecinos, familiares y amigos que comparten con ilusión unas horas de máxima felicidad.

 

 

El conjunto musical, aparte de dar la alborada a las 11 de la mañana y cantar la misa, anima la hora del café desde el palco principal y entre los propios comensales que estimulan y animan el ambiente de los asistentes hasta las 20 horas, que terminan su presencia con las “mañanitas” la despedida a las Vírgenes en la Capilla.

 

 

La fiesta-baile continúa a las 12 de la noche, tras la cena, con un una música “disc jokey” hasta altas horas de la madrugada. A través de las fotos recogidas que van a ocupar unas 10 páginas web, e insertadas en www.rubillon.es, están 4 páginas en la sección nº 12 de Fiesta y 6 en la sección nº 16 de Album, donde se observará que su modo de diversión es muy diferente a la de hace hasta 40 años, tanto en el estilo de baile como en sus propias formas y relaciones.

 

 

Con características similares a los de este año se celebraron las mismas fiestas patronales el año 2014 patrocinadas por la Familia de Herminda Ogando. Ambas fiestas fueron muy brillantes y esperamos que los próximos años sean patrocinadas por la colaboración de todos los vecinos con el mismo entusiasmo, para que los habitantes de Rubillón sean o no emigrantes puedan compartir unos días de felices recuerdos. Gracias a las familias Ogando y Estévez, por su ejemplo y el espíritu altruista demostrado, que supongo todos agradecemos. Ojalá otros vecinos sigamos un camino de generosidad parecido, aunque solo sea con la colaboración de todos, porque muchos pensamos que Rubillón se lo merece.

 

 

Estas fiestas son francamente importantes para que nuestras aldeas mantengan el rescoldo que nos ha dejado la intensa emigración de los últimos 70 años, que da lugar a la extinción de la agricultura y la ganadería de subsistencia practicada desde la edad Media y sirven especialmente para que los familiares y los vecinos de antes, los amigos y los emigrados de ahora, mantengan sus lazos de confraternidad. Hoy tenemos en compensación modernas viviendas con sus respectivos jardines tan lucidos durante el verano que de alguna manera representan la iniciativa, los esfuerzos y los sacrificios personales que al fin dieron su fruto.

 

 

Sin embargo debemos confesar que estas Fiestas de Rubillón desde los años de 1980 han representado un obstáculo de convivencia dividiendo socialmente a sus vecinos. En esa fecha el pueblo que venía celebrando “A Festa Grande” el último domingo de agosto a la Virgen de Libramiento y en junio a la Virgen de Guadalupe como reconocimiento a la emigración Mexicana por iniciativa del Sr. Manuel Justo, fiestas que se celebraron así durante más de 2 décadas con gran esfuerzo económico, que por otro lado terminaron por ser fechas incompatibles al incorporarse los hijos de los emigrantes a los estudios secundarios y universitarios en México de forma integral, fruto de los éxitos económicos y la valoración de la cultura por estos padres.

 

 

Al igual que ha ocurrido en la mayoría de los pueblos de Avión, Rubillón también se acoge el sentido común de sus vecinos y tras las asambleas de 1980 acuerdan por unanimidad celebrar ambas fiestas la primera quincena de julio, compatible con la visita migratoria, bajo el clima adecuado y las fechas de los estudios. Todo parecía perfecto si no fuese porque un grupo de 3 o 4 familias al año siguiente incumplen el pacto con todas las consecuencias, hasta el punto de que en Rubillón se celebren durante el verano dos fiestas a las mismas Vírgenes.

 

 

Los que *cumplimos el acuerdo tras unos años de intento de acercamiento sin resultados, terminamos por celebrarlo el 21-22-23 de julio que es cuando están todos los emigrados y la gente de vacaciones. Por el contrario los *rebeldes con una interpretación absurda de la “tradición”, diríamos “traición”, continúan con su celebración a finales de agosto con la asistencia exclusiva de sus familiares  y algunos vecinos vinculados, persuadidos y/o comprometidos por su antigua amistad y vecindad.

 

 

Es de lamentar que el cura párroco no valore el “acuerdo de 1980” e intervenga para corregir este error incompatible con la convivencia y sobre todo porque su persistencia va en contra del sentido religioso que debe presidir la relación entre los vecinos y sus pueblos, de lo contrario en esta fase de despoblación, en pocos años todo terminará en la inanición auspiciada por la prepotencia económica de algunos.

 

 

Creo que es bueno aclarar la despoblación en Rubillón, señalando que hasta hace un año solo vivieron durante el último invierno unos 6 habitantes que también tienen residencia habitual en ciudades de Galicia o en México, por ello es probable que estos próximos años algunos de estos meses del invierno Rubillón se quede sin residentes, como ya ocurre en otras aldeas vecinas como Taboazas. Se trata de una despoblación progresiva desde hace 50 años. Rubillón en 1950 contaba con 225 habitantes con nombres y apellidos contados personalmente. 65 años después cuenta con unas 45 viviendas modernas que solo van a ser usadas durante la primavera y verano alcanzando un regreso máximo de 150 habitantes durante junio y julio. Nuestros propios padres y sobre todos los abuelos quedarían desconcertados, pensando que solo vivieron de la agricultura y de la ganadería y sus viviendas no disponían de agua, ni de luz eléctrica.

 

Rubillón, julio de 2015

 

Jaime Iglesias Cendón